10 febrero, 2007

Autorreferencia


Esta foto un tanto absurda es de esas que se hacen famosas en Internet y que aparecen en blogs, emails, foros y otros. ¿Dónde está el absurdo? Se trata de un cartel que advierte sobre el peligro de chocar con la cabeza contra el mismo cartel.


Esta paradoja seguramente le sonará familiar a cualquiera que haya estudiado, por gusto o por obligación, a Niklas Luhmann, sociólogo alemán ininteligible como pocos (nada de raro: aprendió del maestro) y destacadísimo exponente de la teoría de sistemas. El lenguaje circular y paradójico que se encuentra en sus libros puede resultar desesperante al leerlo por primera, por segunda y por tercera vez también; a veces realmente parece decir cosas como "un sistema es un sistema cuando es un sistema". Claro que en el caso de este autor lo que ocurre es que la paradoja es parte de la teoría. La autorreferencia es una propiedad de los sistemas sociales.

Acá hay otra, tomada desde más lejos.

Tal vez lo que pasó fue que en el mall donde se tomó la foto contrataron a un sociólogo discípulo de Luhmann y con un sentido del humor muy peculiar y extravagante. Quizá el cartel cumple alguna función que no se alcanza a entender desde la perspectiva de la foto. Veamos si alguien tiene una hipótesis plausible (o ni tan plausible, total para el caso qué más da) que explique el asunto.

Vía: LushLush

Etiquetas: ,

10 Comentario (s):

At 11 de febrero de 2007, 12:22, Blogger Sólo Felipe dijo...

Hola poh José. Tantos siglos, veo que juntos actualizamos nuestros respectivos blogs.

Y lo del cartel, quizas por otro lado tiene un aviso importante. no sé, pero de que es ridículo, es ridículo. Pasa unas buenas vacaciones!!

 
At 12 de febrero de 2007, 16:57, Blogger Ego Ipse dijo...

Estimado José Miguel:

Toda paradoja es autorreferente (la definición matemática de paradoja incluye a la definición y a la paradoja), pero no toda autorreferencia es paradójica. Digamos que el cartel emula en el universo de los símbolos la autorreferencia que está por doquier en el universo social y en el universo de la naturaleza. Todo ejercicio de llamar la atención sobre la existencia de autorreferencia es, por decirlo de alguna forma, una proclama político-epistemológica. La naturaleza se comporta autorreferentemente; la vida social se comporta autorreferentemente. Para entender eso, también tenemos que pensar en código de autorreferencia. Sin embargo, pensamos en código determinista y lineal. En este escenario, cualquier llamada de atención sobre la posibilidad de autorreferencia es una invitación a renovar nuestras categorías de entendimiento. Y el cartel es, precisamente, una llamada de atención de ese tenor. Por ello puede interpretarse como una proclama político-epistemológica.

Esta, por supuesto, es la interpretación más rebuscada posible . Y, por lo mismo, corre el riesgo de ser la más incorrecta de todas. Paradójicamente, es una interpretación autorreferente sobre la autorreferencia, aunque no esté autoincluida…

 
At 15 de febrero de 2007, 19:48, Blogger Daniel de Witt dijo...

Lo único que se me ocurre es que el gerente del mall está en complicidad con una fábrica de carteles para cobrarle de más al mall y repartirse la diferencia.
Un abrazo.

 
At 18 de febrero de 2007, 22:25, Blogger Patricio Padilla Navarro dijo...

Un letrero como sistema que remite todas sus operaciones a sí mismo, a su estructura, para poder así observar su entorno siendo incapaz de distinguir aquello para lo que no se encuentra estructuralmente dispuesto.
jeje: "El letrero habla de letreros, habla de si mismo"

Bueno, tiene sus matices mi explicación cn lo del letrero pero es ueno el ejemplo.

Saludos

 
At 1 de marzo de 2007, 03:39, Anonymous Paloma dijo...

No me conoceis, pero me interesó mucho este blog. Este es mi segundo posteo, y el primero tan solo fué para decir... "que lindo, te felicito"... Pero ahora tan sólo puedo decir que quien puso ese cartel allí es genial, la foto ya la había visto, pero si hay que opinar, creo que la irreverencia del humor a perdido sitio en nuestras vidas. Ese humor tan circular como el cartel propone que sea nuestro pensamiento hacia él, y tan estupefactamente vicioso como la vida se nos presenta hoy en día, vicio redondo.
¿Habeis visto los carteles que indican la presencia de desfibriladores en Monaco?... Ese compañero, si los vemos del mismo punto de vista, es el humor más macabro que existe.
Millones de carteles son estupidamente humoristicos, y tienen su razon de ser.
Saludos.

Karen Pinto Loguercio
Prospecto de Geologa

 
At 6 de marzo de 2007, 03:07, Blogger Sapiens dijo...

El cartel, no solo es logico, sino genial y encima humoristico. El diseñador es de una concisión maestra. Por que a la vez que avisa de la presencia de unas escaleras mecanicas, advierte del peligro que dicha señal tiene para elusuario.

 
At 14 de marzo de 2007, 14:18, Blogger Tomás H. dijo...

ja ja, está muy bueno el cartel. Y hay algo cierto: pocos tipos tan incomprensibles como el amigo Niklas.

 
At 15 de marzo de 2007, 20:51, Blogger esteban lob dijo...

Me recuerda un viejo chiste de Don Otto y don Federico, en que desesperadamente tratan de saber lo que aparece en la "letra chica" de un letrero. Al término de largas horas y mucha paciencia, incluso con la ayuda de lupas, pueden leer: "Aquí se acaba el letrero".
Saludos.

 
At 10 de mayo de 2007, 11:34, Blogger Fix dijo...

No será que insinuas que que la teoría de sistemas sólo es de utilidad para análisis como el de la funcionalidad del letrero?..

Tengo la impresión de que se trata de una intervención artística, de esas al estilo de la juguera con peces, o como la de aquel estudiante que robó un objeto del bellas artes argumentando que se trataba de una acción artística para develar el contexto de reproducción de la obra.

Puros chistes alemanes.

Saludos

 
At 5 de febrero de 2009, 00:15, Blogger Cimero dijo...

Observando la segunda fotografia, me parece que el letrero no esta encima de la escalera, si no que esta a un costado. Si se fijan el letrero esta sujeto a una barra metalica negra que perpendicular la muro de piedra, por tanto paralela al plano del suelo. Si el letrero estuviera justo encima de la escalera, la barra negra tambien, y cualquiera que usara la escalera se golpearia la cabeza en la barra negra inexorablemente (noten como la escalera se acerca a la barra a medida que se sube). Luego,el letrero esta a un costado de la escalera y es imposible golpearse la cabeza en el a menos que la saques hacia el lado.

 

Publicar un comentario

<< Home