14 junio, 2007

Taylorismo y más

Sólo en una escuela de sociología puede ocurrir que un trabajo grupal, que usualmente significa repartir y asignar tareas a cada miembro del grupo (sin duda la opción más obvia y razonable), termine con una discusión de índole moral sobre los efectos nocivos o desintegradores de la división del trabajo en la sociedad. Yo suelo quedar bastante perplejo cuando cosas como esta pasan. Antes me extrañaba más, pero poco a poco me he ido acostumbrando a que una facultad de ciencias sociales esté poblada por gente pintoresca y con ideas exóticas. Ahora sencillamente dejo hacer, dejo pasar...
.
Resultado: todos trabajamos en conjunto, discutiendo cada punto hasta alcanzar un consenso comunicativo que condujera a una respuesta común, aunque eso se haya demorado el doble del tiempo necesario.
.
Hay más. Como yo entré a sociología desde una carrera distinta (de la que ya estoy titulado y que no pienso decir cuál es), siempre he tenido cursos en distintos niveles y conozco a poca gente. Un día jueves, hace unas 3 ó 4 semanas, decidí muy ingenuamente que me convenía hacer 'nuevos amigos' y me quedé en la universidad tomando cervezas, mezclándome entre el típico grupito con la típica gente que suele quedarse tomando. Iba todo muy bien, muy ameno y divertido, hasta que se me ocurrió pronunciar la imprudencia más grande que se le puede decir a un estudiante de sociología: 'soy un admirador del american way of life y en general no tengo grandes objeciones contra el mercado'.
.
Su respuesta inmediata, a grito pelado: ¡Fascista! ¡Este tipo es un fascista! ¡Mírenlo, es un fascista, se cree Chicago Boy! ¡Uuuy, el mercado, el orden espontáneo, la iniciativa de los privados, uuy! ¡Yankee fascista!
.
Intenté razonar con él, en vano por supuesto. Cuando me cansé de los gritos y de contemplar incrédulo el fondo de su roja garganta, me fugué del lugar a comer un italiano y a tomar el metro a mi casa antes de que hiciera más frío, o antes de que se me ocurriera decirle alguna otra barbaridad como qué opino de la LOCE y de la libertad de enseñanza, de Hugo Chávez y RCTV o del moribundo (al fin) Fidel.
.


Etiquetas: ,

19 Comentario (s):

At 14 de junio de 2007, 19:05, Blogger Daniel de Witt dijo...

No se por qué será, pero me siento muy identificado con esos bebedores de garganta inflamada.
¿En serio queda gente que aún crea el sueño americano y en el mercado?
¡Qué gente pintoresca!

 
At 15 de junio de 2007, 02:26, Blogger Pepina dijo...

Que chistoso. Escribes muy entretenido, me gustó este post. Pasé curioseando no más. Yo no te hubiera gritado Fascista pero lo hubiera pensado, ahora, pensandolo bien, quizás con unos cuantos tragos si te hubiera gritado ajaja. Saludos!

 
At 15 de junio de 2007, 13:53, Blogger socióblogo dijo...

Reformulo la pregunta: ¿quedará por ahí alguien que crea que es posible una economía sin intercambios? ¿una economía de autoproducción y autoconsumo?
Ciertamente no creo que sea tu caso, ya me quedó claro que eres moderno.

Pepina: se agradece el comentario. En todo caso tengo que defenderme: en rigor nada de lo que dije es 'fascista'. ¿Me merezco un trato tan denigratorio? Voy a alegar discriminación.

 
At 15 de junio de 2007, 16:19, Blogger Ratopado Ras Tafari Makonen dijo...

Le economía de mercado se ha impuesto como el modelo actual. Sin embargo, aquello no quiere decir que sea lo correcto, el sistema más justo o la solución a los problemas.

Es, por el momento, lo que muchos han tomado como camino o que se han visto obligados a tomar como tal.
Ahora, ¿qué otras opciones tenemos? Creo que por ahí radica el punto, en el sentido que muy pocos ofrecen algo realmente novedoso y, en realidad, nos hablan de "capitalismo exacerbado", "social capitalismo", "economía social de mercado", etc.

Pero todas son casi lo mismo y parten de una raíz común. Son de la misma familia, así como el portugués, frances, castellano e italiano son del mismo origen. Tienen diferencias, pero no hay gran variedad. Si quieres aprender algo totalmente distinto, entonces estudia uzbeko, amhárico o mongol.

Pero hay que ser justos, el modelo comunista también fracasó. Y el socialismo actual está disfrazado como tal, ya que descansa sobre las bases del capitalismo. Es cosa de ver el ejemplo de Venezuela, un país "anti-Estados Unidos", pero que no duda en negociar petróleo con su "rival".

¿Economía de mercado?, ¿economía globral?, ¿economía social de mercado?

Da lo mismo, son todos casi iguales.

PD - Si te dijeron fascista, están equivocados. Una cosa es ser anti o pro estadounidense, otra muy distinta es ser fascista. Creo que la gente usa ese termino sin saber realmente su significado.

 
At 15 de junio de 2007, 22:25, Blogger socióblogo dijo...

Hay un historiador económico por ahí que dice que economía de mercado ha existido desde casi siempre. El capitalismo (distinto de la economía de mercado) es lo 'novedoso' y es un un sistema de 'contra-mercado' porque tiene al monopolio, a eliminar la competencia. Es un poco como algunos exégetas de Adam Smith que dicen que el capitalismo actual no era lo que tenía en mente. De ahí, por ejemplo, las críticas a WalMart en EEUU, al Líder en Chile y posiblemente ahora a Falabella - D&S.
Aún admitiendo que la concentración económica asusta un poco, no se si sea para tanto. Seriamente, me parece que la concentración de poder en el Estado es mucho más intimidante en términos de respeto a los derechos fundamentales. Lo otro es que no estoy tan seguro de que esa concentración signifique empobrecimiento de la población. Creo que ya lo dije una vez, pero venga de nuevo: el coeficiente de gini de antes del 73 y de ahora es más o menos el mismo (en el intertanto hubo variaciones grandes). Es decir, la desigualdad no ha aumentado.
En fin, dejo de escribir, estoy resfriado en cama con un pisco sour en la mano y apenas se me termine me pongo a dormir. Salud y saludos.

Lo otro: como no soy un magnate, no estoy defendiendo intereses, sino más bien ciertos principios.

 
At 15 de junio de 2007, 22:40, Blogger socióblogo dijo...

Esa alusión al antes y después del 73 me dejó preocupado... Supongo que nadie creerá que tengo tan mal gusto como para ser pinochetista, ¿cierto?

 
At 16 de junio de 2007, 01:20, Blogger rodrigo sepúlveda dijo...

Es verdad que la división del trabajo en la u no sirve de mucho, personalmente nunca más supe de los locos que tomaban cervezas, y no tenía idea que eran de izquierda. Igual solo como aclaración, no para los colegas sociólogos, la pintoresca crítica de marx era a “la división social del trabajo” (tengamos en mente por ejemplo los call center, que a pesar de q en neo obrero trabaja todo el santo día, no tiene ningún poder en las decisiones de la producción) el anverso negado de aquello es que tenemos como reproducción de la vida “la división del trabajo social”, del señor Durkheim…y las nuevos formas de explotación contemporánea que promueven el individualismo…en fin no me voy a tomar una chelas, saludos.

 
At 16 de junio de 2007, 19:09, Blogger rodrigo sepúlveda dijo...

Fe de erratas: quise decir yo me voy a tomar unas chelas…que ya fueron. para que no se me mal interprete.

 
At 17 de junio de 2007, 00:33, Blogger Montserrat Nicolás dijo...

penca. la intolerancia e ignorancia abunda, especialmente en los pastos de la U...igual, el mercado en si no es el problema, es la falta de control sobre el mismo, la diferencia entre libre mercado y libre intercambio, y no sabemos qué más...la cosa es que es un tanto peligroso que una manga de teóricos se pongan de acuerdo y después, logren implementar sus teorias y modelos, etc., y sin que a nadie le consulten. es que tiene consecuencias en el tiempo y que sepamos, en el caso de chile, siguen los lindos ahí, un büchi ni se arruga, un de castro con libro (quién le interesaría leer una biografía autorizada. el flojo ni lo escribió el mismo)etc. Y el agua podrida, que el celco, que los glaciares, que los tajos, que el transstgo, que siguen tantos pobres en chile...y mas importante:

en 2006, las ganacias QUE NO SE INVIRTIERON EN CHILE SINO SE 'FUERON' LLEGABAN A 25.046 MILLONES DE DOLARES. Con eso, te compras 90% de endesa españa...

pero claro, apusto que el pobre intolerante no sabe sobre eso,

saludos, curvas

 
At 19 de junio de 2007, 00:53, Blogger nadie dijo...

yo soy ultra pintoresca, lo importante es que igual me caes simpático...

ah! lo del pinochetismo no es una cosa de gusto si no de defender ciertos principios ¿no crees?


(yo no puedo tomar chelas estoy con antibióticos)

 
At 19 de junio de 2007, 01:50, Blogger socióblogo dijo...

A mi me caen bien los pintorescos, sobre todo si son tipos simpáticos y con buen gusto como yo =)
Me caen mejor que los sobreadaptados. Quizá debería escribir algo sobre la imposibilidad de conversar con un ingeniero comercial sin que le esté vendiendo algo a uno.

PD: Parece que eso de la incompatibilidad entre alcohol y antibióticos no es taaan cierto. Yo le pregunté una vez a un médico y me dijo que no pasaba nada. Yo por supuesto elegí creerle.

PD2: Hay un elemento estético en la adhesión a Pinochet, además del asunto de los principios, claro. Hay que ver a la Paty Maldonado(pinochetista insigne) y su peinado impresentable, su imposibilidad de comunicarse con elegancia, sus desplazamientos... Lo mismo las señoras esas que se paraban afuera del Hospital Militar cuando el VC se estaba muriendo y que tenían el griterío más espantoso. Sus coplas de apoyo tienen mal ritmo, nada que ver con el 'y va a caer' que era pegajoso. La publicidad del SI es otro excelente ejemplo; cuesta entender cómo se las arreglaron para hacer algo tan horrible. También están los colores pastel de las camisas de la UDI, el azul con amarillo chillón del mismo partido ( que sus alcaldes usaron para pintar edificios públicos en sus comunas, caras de raja), los 'ray-ban' del VC en esa clásica foto donde aparece con los otros VCs...

Es como de fascismo pobre, aunque en realidad el fascismo en todas partes siempre ha sido bien lúmpen. Aún así el EUR en Roma, tétrico y todo, no es tan rasca como la paila ardiente esa que le decían 'llama de la libertad'.

 
At 19 de junio de 2007, 01:56, Blogger socióblogo dijo...

Para los internacionales (que por ahora parece que es solamente De Witt): la paila que menciono era un monumento que estaba frente a La Moneda. Era literalmente una paila con una llama adentro que se mantenía encendida con gas y siempre estaba custodiada, me imagino que para evitar que algún chistoso la apagara. Creo que en algún minuto, antes de que derribaran el 'monumento', se discutió sobre quién tenía que pagar la cuenta del gas y fue muy divertido
Ahora ya no existe más.

 
At 19 de junio de 2007, 11:28, Blogger Montserrat Nicolás dijo...

Hmmmmm.

Según la historia, el fascismo (creer que el poder se instala si o si por la fuerza) es apoyada por la clase media...sino, no aguanta...

El look de las señoras pinochetistas, es de digno análisis. Igual, creemos que una sociedad tan clascista como la chilena (cosa que también influye en la prensa) no podía sino gozar y exponer a tales señoras. Tipo caricatura sin ningún poder real. Y da como verguenza ajena.

quizás se usaron como carnada...

best, curvas

 
At 19 de junio de 2007, 14:12, Blogger socióblogo dijo...

Toda la razón, es cierto, aunque igual con cada autor hay que estar preguntándose qué demonios quiere decir con 'clase media'.
Igual yo estaba pensando también en lúmpen como un 'método' más que como una condición de origen. Por ejemplo, quemar el Reichstag es bien lúmpen (y antiestético) aunque lo hubiera hecho un conde (cosa que dudo). Lo mismo organizar cuerpos paramilitares como las SA, las SS o como... Patria y Libertad.

Saluti

 
At 19 de junio de 2007, 14:43, Anonymous mariana y punto dijo...

definitivamente es muy poco elegante el pinochetismo y, pensándolo bien, en estos días toda militancia lo es; digamos que la izquierda no ha podido volver a crear cosas como el 'y va a caer', y aunque sí tienen contactos con más onda en el mundo de la publicidad, ésta no resulta tan elocuente como antaño.

Para qué decir el estilo al vestir, no sé quién se salva además de Carolina Tohá y un par de hombres con buenos trajes... eso sí, es de peor gusto vestir un uniforme por decisión propia a lo udi que una pésima chaqueta como la que tenía Enrique Correa el otro día en Tolerancia Cero.

 
At 20 de junio de 2007, 01:42, Blogger rodrigo sepúlveda dijo...

La dominación tolerante de la democracia moderna incorpora motivos estéticos para legitimarse en todods los niveles (dominación simbólica), es la definición moderna de la tolerancia pragmática, la cual es si y solo si igual a si misma. Volviendo a la ida del intercambio, el capitalismo como constante es igual a la tolerancia, homogeneiza las relaciones de producción perpetuándose, la vieja idea de proudhon de un mundo de propietarios y no de proletarios, es la propaganda y el imaginario de las grandes corporaciones multiculturales en la actualidad, que por cierto está lejos de incorporar o renunciar en su intercambio a las aspiraciones del otro.
p.d.: me excité, no tomo más daiquiris con zipeprol.

 
At 22 de junio de 2007, 20:29, Blogger Daniel de Witt dijo...

Nobleza obliga, extraordinarias tus definiciones sobre el pinochetismo, la UDI, el fascismo, etc.
Así da gusto, viejo.
No todo está perdido.
Ah, surrealista la historia de La Paila.
Un abrazo.

 
At 14 de julio de 2007, 11:16, Blogger Chile Liberal dijo...

Hola.

¿Podrías elaborar más sobre el taylorismo?

 
At 25 de octubre de 2007, 03:10, Blogger Carvallo dijo...

No me cabe duda...capitalista.
G!

 

Publicar un comentario

<< Home