09 diciembre, 2008

Reaccionarios artistas

Si yo hubiera estudiado literatura o, tal vez, filosofía, mi tesis de grado habría sido con toda seguridad una investigación sobre el valor estético de los textos reaccionarios. La absoluta desfachatez para defender posturas indefendibles -sufragio censitario, dictadura, monarquía absoluta, integración entre Iglesia y Estado, desigualdad o lo que sea- tiene algo de romántico, de contestatario incluso y de provocador. En ese sentido, los reaccionarios son muchas veces unos artistas.

Por el otro lado, mi impresión es que los textos 'progres' o de izquierda rara vez tienen sentido del humor, con la honrosa salvedad de Marx y algunos seguidores.

Tomemos como ejemplo el siguiente párrafo de 'La iglesia chilena y el debate político', de Jaime Guzmán:

Nuestra tesis es que la posición actualmente pro-marxista del catolicismo llamado "progresista" o de los "cristianos de izquierda", es la simple deducción lógica de sus postulados, llevada por la mecánica de los hechos hasta sus últimas consecuencias. Los ingenuos, y con ellos los idiotas de todo género y nivel, han sido burdamente engañados, y son los únicos que tienen explicación plausible para encontrarse sorprendidos. Las cosas fueron más lejos de lo que ellos habrían pensado y deseado, pero la culpa de eso —más que en la impenetrabilidad de los acontecimientos y de sus proyecciones hacia el futuro— es menester buscarla en la acentuada limitación de ciertas mentes, a quienes hoy sólo queda, como último recurso, la sonrisa bobalicona del desconcierto.


Maravilloso, ¿o no?




Etiquetas: , ,